Sony admite otro ataque informático y fallos en sus televisores Bravia

Clientes de Sony miran modelos de televisores Bravia en una tienda en Tokio.


Los ciberdelincuentes han vuelto a cebarse con Sony. Ayer, el gigante japonés informó a través de un comunicado que tras detectar “una gran cantidad de intentos de acceso no autorizado” en sus servicios online PlayStation Network, Sony Entertainment Network y Sony Only Entertainment, bloqueó 93.000 cuentas de usuarios de todo el mundo temporalmente. La reacción de la compañía no impidió, sin embargo, que los hackers lograran robar los datos para entrar en aproximadamente 60.000 cuentas de las dos primeras plataformas y 33.000 de la tercera.

Philip Reitinger, director de seguridad de Sony, aseguró en el blog de la compañía que en unos días enviarán correos electrónicos a los usuarios afectados para darles instrucciones de cómo deben actuar para hacer sus cuentas más seguras, dejando entrever que el problema en esta ocasión es que esas cuentas afectadas utilizaban una contraseña excesivamente simple. Mientras tanto, la empresa nipona ha recomendado a todos sus usuarios que fortalezcan sus claves de acceso.

Pese a que la compañía ha intentado restar importancia al asunto asegurando que ningún dato de las tarjetas de crédito asociadas a las cuentas corre el riesgo de filtrarse, la noticia volvió a golpear a la empresa, que ya vivió una auténtica pesadilla la pasada primavera, cuando tuvo que enfrentarse al robo de los datos privados de 75 millones de usuarios de sus plataformas PlayStation Network y Qriocity por una intrusión externa.

Entonces, Sony, que acabó contratando un nuevo responsable de seguridad, tardó más de un mes en solventar el problema y reabrir los servicios de forma segura, pero eso no impidió que la Bolsa la castigara y que quedara minada la confianza de sus clientes.

Además, y por si todo esto fuera poco, ayer Sony también admitió que está investigando un defecto que afecta a 1,6 millones de televisores Bravia en todo el mundo. Al parecer, un fallo en una de las piezas podría causar un calentamiento excesivo de los televisores e, incluso, provocar que la parte superior se funda parcialmente. En total, se han identificado 11 casos en Japón, sin que hayan provocado ningún herido.

La compañía ha prometido reparar gratis los televisores afectados en los domicilios de sus clientes, pero en ningún momento ha hablado de reembolsar el dinero o de sustituir el equipo. El fallo (que afectaría a cinco versiones de su modelo Bravia fabricadas entre julio de 2007 y junio de 2008) podría afectar, según explicó la propia Sony, a 630.000 unidades en Europa, 480.000 en EE UU y Canadá, unas 190.000 en Japón y otras 270.000 en el resto de Asia y Oriente Próximo y a unas 30.000 en Latinoamérica.

La unidad de televisores de Sony lleva sufriendo pérdidas ocho años consecutivos, por la dura competencia de Samsung y LG. La compañía informó del problema tras el cierre de la Bolsa de Tokio, pero “podría afectar negativamente a su acción si el problema le supone una cantidad significativa de gastos”, dijo Keita Wakabayashi, analista de Mito Securities a Bloomberg. Este experto asegura que los incidentes en Sony se suceden unos a otros y esto puede “arruinar su imagen”. Las acciones de la firma caen un 48% en lo que va de año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: